La Experiencia de Usuario en la calle

Llevaba algunas semanas pensando en escribir sobre esto. Cuando en el café de la tarde mi abogado me comentó que había que asumir que todo humano que se precie supiera suscribirse por RSS a un blog, me dije, ya vale la broma, no hay excusa posible, corre ahora mismo a escribir ese post.

La experiencia de usuario es uno de esos resbaladizos conceptos-pez que cuanto más fuerte pretendes agarrar más rápido se escurren entre tus manos. La única forma completa de definirla que conozco es que la experiencia lo es todo.

A journey of a thousand miles started with a first step (Lao Tse)

Así que la experiencia es importante. Es fundamental. Cada paso cuenta y un gran primer paso para comenzar a cuidar la experiencia es conocer a los usuarios.

Hace unas semanas, ya digo que llevo queriendo escribir esto desde hace tiempo, estuve en Diseñaforum 2010, unas jornadas sobre el papel del diseño en la sociedad del Siglo XXI. Bastante interesantes, entre otras cosas porque podías jugar a adivinar quien era diseñador de los de bufanda, pana y bicicleta de los 70 y quien informático metido a diseñador, de los de gafas con montura caducada y agenda electrónica en el bolsillo. Si quieren echarle un ojo, las conferencias están ya en video y no son muy largas.

El caso es que durante la tertulia tras las charlas de Delespesse y Astudillo, uno de ellos preguntó al auditorio cuántos de los presentes tenían algún tipo de presencia web, blog, página, etc. De entre unos 300 asistentes entre un cuarto y un tercio levantamos la mano, pero la proporción no es importante. Lo que me llamó la atención fue que mientras a Astudillo le parecía poca gente, a Delespesse le parecía bastante. ¿Dónde está la diferencia? En el punto de vista. A Astudillo, con un perfil más tecnológico, pensando como quien ha interactuado con la red durante veinte años, suponiendo que el asistente tiene un perfil similar al suyo, que dos tercios de la gente no tenga presencia online le parece, por supuesto, extraño. Mirando con los ojos de Delespesse, con un perfil más cercano a la gente corriente, que no es esa que durante 10 horas menea los dedos sobre el teclado, la misma proporción de asistentes con presencia online le parecía más que razonable.

Tomar decisiones sin tener en cuenta el perfil de tus usuarios es como disparar una escopeta de feria con los ojos vendados y haciendo el pino. Te puede llevar a conclusiones equivocadas, te puede llevar a ignorar las necesidades de la gente, te puede llevar al desastre.

So while we trump up our skills at designing “easy to use” interfaces for our applications, millions of people are still trying to figure out how to get our beautifully designed application out of its zip file or disk image. Or where in fact the Downloads folder is. Or what, exactly, a folder is. (Steven Frank reflexionando sobre los iPad y las necesidades del usuario de la calle)

Deja un comentario

Archivado bajo DeindeFilosofare, Diseño, Tecnología

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s